Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
31 de Marzo de 2020, 03:19:33
Inicio Ayuda Buscar Ingresar Registrarse
Noticias: Bienvenidos al foro de www.seron.tv

+  seron.tv
|-+  Foros www.seron.tv
| |-+  Foro general
| | |-+  Homenaje a los campesinos del Almanzora ( I I )
« anterior próximo »
Páginas: [1] Ir Abajo Imprimir
Autor Tema: Homenaje a los campesinos del Almanzora ( I I )  (Leído 694 veces)
josefrancisco.garciaigles
Newbie
*
Desconectado Desconectado

Mensajes: 33


« : 16 de Julio de 2014, 19:11:19 »

Homenaje a los agricultores de Serón, años sesenta. ( II)
Almeria rural:
A media noche se habían levantado para echarles un pienso a las mulas, paja mezclada con cebada. El cuidado de ellas era parte esencial de la función de cultivar los terrenos, de esa preocupación que tanto conviene al labriego como uso de su herramienta de trabajo. Como exposición del engranaje que dichos mecanismos productivos ofrecen a sus manos; que dependen de él, que fructifican en el resultado de la dedicación que con tanto empeño llevan a cabo. Prestando un servicio a su estimulo, a la estadía conservadora del campo, a la reserva de la propiedad de la tierra. El laboreo es identificativo con la dicotomía en la ganadería doméstica para el sustento familiar; para la riqueza económica de supervivencia; para la continuidad de la actividad que emerge en la agricultura como base para su desarrollo. Los corrales requieren esa atención cuidadosa en el alimento de todo animal para poder alimentar el clan unifamiliar. Cuando la jornada es intensa desde el amanecer hasta la puesta de sol, el almuerzo de la yunta hay que acompañarlo en una sarrieta de esparto que se carga en sus lomos llena de paja, si no  hay alimento cercano a su lugar de provisión. La fuerza tractora que suple el arañar la terrícola  superficie es el fundamento del mantenimiento de la motriz composición con que la sembradura se lleva adelante. La simiente ha sido llevada igualmente sobre la albarda, atada con sogas. El sembrador la ha  extendido con esa premura que conciencia su ejemplaridad; con la sobriedad adulta que acompaña la pertenencia a una profesión característica, que embarga el dominador común de los agricultores almerienses. Con la sembradera colgada al hombro llena de grano y la satisfacción de quien condiciona su fruto a toda labor diligente; que permanece en la dedicación a su desenvoltura, a su integración real en la economía. A su  arbitrio señorial de los usos de toda productividad, en la consuetudinaria manera de cultivar las propiedades rurales. Saludos. José Francisco. Córdoba. 2014
En línea
Páginas: [1] Ir Arriba Imprimir 
« anterior próximo »
Ir a:  


Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.16 | SMF © 2006, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!
Página creada en 0.023 segundos con 17 consultas.