In Memoriam
Manuel Vázquez Usabiaga

Alcalde de Serón, y muy buen amigo de D. José Anaya Cabello, aunque este era una persona bastante mas culta, era de Almeria y creo que fué abogado y era una persona puesta en orden como se suele decir. Pasó a formar parte de un episodio acaecido en Serón y por personas de Serón, un conflicto impropiamente llamado civil, pues no hay mas incivil que un enfrentamiento armado entre los componente de una misma sociedad, siempre resultado del fracaso de la convivencia.

 El estallido del conflicto, desencadenado por el fracaso del golpe de estado que pretendía tomar el poder y acabar con el gobierno del frente popular y probablemtne con la propia legalidad republicana, alcanzó una inusitada violencia en Serón; el principio de que las guerras se ganan en los frentes, no se entendió en este pueblo, y algunos se tomaron la ley por su mano, los malagueños huyendo de los bombardeos de los nacionales vinieron a Almeria con una visión cerrada contra las personas que tenian o se pensaban pudientes en aquella fecha, cosa totalmente erronea, yo puedo tener algún problema con un vecino, pero no con todo el vecindario. Las notables concentraciones obreras existentes en las minas del municipio, de bajísimo nivel cultural, pero fuertemente ideologizadas, realizarón en nombre de la violencia revolucionaria y casi de forma personal agudizado en algunos casos por envidias se sirvieron de este evento para actuar con violencia y actuaciones dificilmente justificadas.

Don Manuel  Vázquez fué preso en la iglesia de Serón, despues de quemar todo su archivo parroquial y todas sus obras de arte, junto con Don José Anaya. Don Manuel era una persona con dos hijos, creo, y don José tenía cinco o seis hijas, de las cuales viven todavia algunas. Dicen los antiguos, que cuando se los llevaron a las tapias del cementerio municipal, despues de pegarle entre siete u ocho personas una paliza bestial, y al intentar asesinarlos, don Manuel Vazquez, se adelantó y dijo que dejaran a Anaya, que él lo había metido en todo esto con la política, que tenía hijas pequeñas y tenian que sacarlas para adelante, y en este acto, se llevó el primer disparo, y acontinuación a D. José.  Como anecdota y hoy en día se puede y se debe de  saber todo, al dia siguiente del asesinato, uno de los culpables se paseó toda la mañana  desde la plaza hasta la cuesta Baillo, con la yegua de Anaya, delante de la casa de la viuda y de las niñas.

Descansen en paz.

La guerra si hay que ganar alguna, hay que ganarla en los frentes.

...seguir el hilo en el foro

VOLVER