Las cuevas de Serón

1. Cueva del palo

Partiendo del pueblo de Serón en dirección Menas, hay que desviarse a mano izquierda a través del bosque que indica a la Rosariera, por esta pista también se puede llegar al Layón y al pueblo de Bacares
A 3 Km. de este cruce nos encontramos con las ruinas de la antigua cortijada de Jórvila, se trata de dos fallas de grandes dimensiones producidas por el desplazamiento que dió origen a las montañas de la zona y que como consecuencia originó dos grandes cavidades: la Cueva del Palo y la Sima de Pedro Navarro.
Se puede penetrar a la cueva de dos formas muy distintas, la primera por la boca abierta en la falla que dió origen a la cavidad y que conduce a la principal tras bajar una sima de 15 m. aproximadamente. La segunda entrada se hace aprovechando el hundimiento de la falla que originó un gran caos de bloques en toda la cavidad, origen también de todas las falsas salas que tiene la cueva en las dos direcciones de la fractura.
Su profundidad es de -37 m.

2. Cueva de La Sarna

Se encuentra situada a un kilómetro aproximadamente de la cortijada del Angosto de Arriba, en el paraje conocido con el nombre de La Fábrica. La entrada de la cavidad se puede hacer por la más amplia que está situada al este y tiene una anchura de 3,3 m., ya que en su tiempo fue agrandada y perforada para la exploración de la mina y hasta su misma puerta llega un camino de piedras.
La segunda entrada se localiza en la parte oeste de este macizo, es una entrada pequeña y natural algo difícil de ver.
Nada más entrar por su acceso principal, nos encontramos con una amplia sala de 22 m. de largo y 7,4 m. de ancho.
Esta cueva fue explorada por primera vez al mismo tiempo que su vecina la cueva de la Morciguilla, en el año 1845.
Cuenta con una profundidad de -37,8 metros.

3. Cueva de la Morciguilla

Se encuentra sita en un tajo en el arroyo del Angosto, tiene todas las características de un antiguo sumidero que funcionó en una época en que el nivel del Río Herrerías era mayor que en la actualidad. Las aguas de este río fueron agrandando los planos de estratificación mediante fuertes erosiones de origen turbiones, dando a esta cavidad un aspecto laberíntico en forma de tubos.
Su profundidad es de -15 metros.

8. Cueva de los Castellones

Se accede a ella a través de la pista de tierra que va desde la cortijada del Fargalí hasta las ruinas del Cortijo del Castellón. La entrada a la cavidad es más bien estrecha, nada más entrar hay que hacer un pequeño destrepe de apenas 3 metros de profundidad en el que no hace falta ningún tipo de material. La sala final es de reducidas dimensiones, con algunas paredes húmedas y donde podemos encontrar lo que queda de las pocas formaciones de estalactitas que han sido cortadas de la cavidad. Su profundidad es de -11 metros.

*(fuente: Guía Turística de Serón)

VOLVER