Serón - La Loma


Es una de las veintiseis pedanías que tiene Serón. Situada a unos 1500 metros de altura aproximadamente, se encuentra situada a medio camino entre Las Menas y El Marchal del Abogao, pudiendo acceder a ella por las pistas forestales que arrancan del cruce de Las Menas, o desde El Marchal del Abogao, también por caminos de tierra, dándole al lugar un auténtico sabor rural.

La Loma presenta en su entrada una hermosa carrasca que junto con la encina del Marchal son los dos árboles centenarios más grandes de toda la provincia, y llegamos a la Ermita mandada construir a finales del siglo XIX por el obispo D. José María Orberá y Carrión en estilo neoclásico.

En el pasado en La Loma era donde se reunían todas las pedanías de la zona. La fiesta tenía lugar al final de septiembre y a ella se unían todos los cotos y cortijadas que asistían con interés a las fiestas de moros y cristianos, ceremonias religiosas y los tan esperados bailes que al son del acordeón se organizaban en la misma "era" que en los tiempos actuales, ya que se continua celebrando gracias a los pocos pero activos residentes de La Loma, El Marchal y los tradicionales del pueblo y visitantes foraneos.

En la actualidad, La Loma sigue festejando a San Miguel el 29 de septiembre, siendo una fiesta recuperada de tiempos pasados por por el esfuerzo de los vecinos que viven y vivieron en la zona.

La fiesta se inicia con una romería en la Plaza de la Virgen de los Remedios acompañando a San Miguel hasta La Loma, haciendo varias paradas en las que todos los asistentes se divierten y refrescan con la tradicional cuerva y mistela de Serón. Ya, en La Loma se procede a la representación de moros y cristianos que históricamente se ha venido realizando. Haciendo dos representaciones, una por la mañana en la que vencen los moros que roban a San Miguel y lo mantienen retenido y por la tarde despues de la confrontación, vencen los cristianos recuperando al Santo, celebrando la victoria como antiguamente, con música y un gran baile en la "Era" de La Loma.

Una fiesta tradicional más de Serón, que son motivo de reunion y convivencia entre vecinos del pueblo y visitantes que siempre son bien recibidos, participando de nuestras constumbres y tradiciones.


Fotografías (año 2005, ©Diego Pérez)

VOLVER