Las minas de 'Las Menas de Serón'
Estos son los nombres de minas que He podido recopilar, aunque seguro he dejado alguno en el tintero. Agradecería cualquier tipo de información para ampliar y mejorar este espacio.

FRANCIA, CALIFORNIA, CATALUÑA, SAN IGNACIO, LA PERDIGONA, MI LUISA, LOS BILBAINOS, LA JOTA, EL MARRO, LA CONCEPCION, EL PRIMERO, EL TELEGRAMA, LA INVENCIBLE, LAS GRAJAS, LA BELTRANEJA, BUENA VISTA, MANZANO, GATUPERIO, RESERVA, LA LEONA, LA MENA, LA PASTORA, DEMASIA DE MI LOLA, TERCERA AUREOLA, SAN PEDRO, LA TACHUELA, AGUILUCHO, MENAS, LA NECESARIA, LA LEALTAD, SILENCIO, TERREMOTO, EUSTAQUIO, SAN MIGUEL, GLASGON, ERNESTO, LLAMADA, LA FLECHA, SAN SEBASTIAN, NUEVA ESPERANZA, DIANA, INTERNACIONAL INDISPENSABLE, MI NIETA, LITA, LA PEQUEÑITA, DOÑA MARIA.


Mina J

Mina J



En 1968 se cerraron las minas, en esos momentos, todas las minas que estaban en producción disponían de aire comprimido en todas sus galerías, 25 Km. de vías interiores, ventilación para la limpieza de los humos en las galerías más profundas, un número aproximado de 300 vagonetas, dobles pasos de comunicación, desagües y ventilación natural. Había tres canteras que suministraban piedra para el relleno de galerías en el interior de las minas, este se suministraba a través de chimeneas y vagonetas el objetivo de este trabajo era retacar o rellenar las secciones que ya habían sido explotadas, para preservar la seguridad de la mina, cerrando estas secciones.




El material que se utilizaba para entibar, era la madera, aunque en los ultimos años se utilizaban cuadros o cuadernas de hormigón reforzado por chicote.




El transporte del mineral en el interior de la mina se realizaba en los primeros años con vagonetas tiradas por caballerizas, pasando a pequeñas locomotoras diesel posteriormente, con un entramado de vías, galerías, niveles y chimeneas que servían para distribuir y organizar todo el mineral, llegando desde las vías de maniobra en el exterior (Vía Carlos) a la tolva general de Las Menas, de esta a la tolva de Cabarga San Miguel (Intermedia), y de esta a la estación de carga Los Canos, vía cable.

En el nivel de Carlos o mina Jota la iluminación era eléctrica, aunque todo el alumbrado que se utilizaba era a base de carburo de calcio. Este se controlaba y se distribuía en las entradas de las minas cuando se iniciaba la jornada laboral.

El trabajo se organizaba por parejas: parejas de maderistas, parejas de martilleros, equipos de escombreros, maniobristas, engrasadores, tuberistas, retaqueros, personal especializado en arreglo de vías, vieros, palistas, ayudantes palistas, máquinas locomotoras, capataces mayores, vigilantes, pinches, ayudantes maderistas, sienta vías, carga de camiones, peones de interior, jefe de explotación, chaveteros, saneadores, palista exterior, martillero cantera, listeros, basculadores, estrío menas, cantera peones, cantera especialistas, arreglo vagones, especialistas mina, ayudantes sientavías, capataces sección. Estos oficios eran los de la plantilla llamada de interior.



Se trabajaba en relevos de ocho horas en cada turno de día y de noche con una actividad continua. Esto generó otros trabajos en el exterior, de apoyo, que eran necesarios para todo el mantenimiento del coto minero. Para este cometido estaban los talleres, que con sus respectivos obreros y máquinas (herramientas, fragua, corta hierros, autógena eléctrica, sierra eléctrica, taladros eléctricos, banco de ajuste, tornos, cepillo de hierro, muelas de esmeril, carpintería, aserradora) eran necesarios para gestionar todos los trabajos, arreglos y averías que pudieran surgir y mantener las instalaciones de una gran explotación minera. Tanto en el interior de la mina como en el exterior, cualquier eventualidad que surgiera tenía que ser solucionada rápidamente ya que la producción no podía parar.

VOLVER